viernes, 14 de noviembre de 2014

Oraciòn Por Los Niños,


¡Buenas noches!
  

 ¡Que durmáis bien! Antes de acostarnos, damos las gracias al Señor por su amor tan grande. Él vela amorosamente por nosotros durante la noche y no se mueve de nuestro lado. Nos protege bajo sus alas y con su luz nos ilumina para que ninguna oscuridad pueda darnos miedo. Pero el Señor también nos habla y nos instruye durante la noche. Quizá, como Samuel, como José o como tantos otros en la Biblia, debemos esperar la tranquilidad de la noche para escuchar aquello que el Señor nos quiere decir. Os deseo a todos que, en medio de las tempestades de la vida, el Señor os de un descanso tan tranquilo y confiado como el que Jesús tenía en la barca agitada por las olas del lago de Galilea.

 Toni, el dormilón 
contact@childrenbible.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario